Clases de salsa en Málaga

Clases de salsa en Malaga Movil: 660 21 00 75.
Aprende a bailar salsa en Malaga.

Clases de salsa y bachata. 20 euros al mes, 2 horas a la semana. Móvil: 660 21 00 75 – Antonio.

—ooo0ooo—

Kentaky era un bar que había en un polígono industrial y que cerró hará unos cinco años más o menos.

Desde entonces y cada poco tiempo, aparece otro bar en el mismo polígono industrial y con el mismo nombre o parecido. Son nombres como el nuevo kentaky, el más nuevo kentaky, el kentaky seminuevo o el kentaky kilómetro cero, como los coches.

A ver si algún día saco tiempo y cuento mi versión de la historia del kentaky.

No. Ni tuve ni tengo nada que ver con ningún bar.

—ooo0ooo—

Las clases de salsa que nosotros impartimos en varios lugares de Málaga, son las que guardan la mejor relación entre calidad y precio. Además no perdemos el tiempo: estás bailando en pareja desde el primer momento.

Hay quienes asisten a clases de salsa, para conocer a otras personas con similar afición por el baile, y mirándolo desde mi punto de vista, da gusto ver como en clase se van forjando unas relaciones de amistad entre ellas. A veces incluso se van formando parejitas entre los compañeros, cosa que como diría Carlangas el abdicado, me llena de orgullo y satisfacción.

Con nosotros no hay problema por la fecha de comienzo pues puedes comenzar a bailar esta misma semana, o como mucho la siguiente. Siempre estamos abriendo algún grupo de iniciación a la salsa para que los novatos salseros como tu, puedan comenzar a aprender a bailar los bailes latinos. En la barra lateral, tienes las fechas tanto para nivel inicial de novato total, o para nivel medio.

Por la pareja de baile no te preocupes ya que suele haber más o menos el mismo número de hombres que de mujeres. Matizo lo de suele haber, porque si un día en un grupo faltan mujeres, a la semana siguiente se ha corrido la voz entre los compañeros y vienen más mujeres que hombres y viceversa.

Sólo tendrías que venir en pareja si tienes menos de 18 o más de 60, porque no hay parejas de esas edades. La media de edad de las personas que están aprendiendo con nosotros a bailar salsa, está entre los 30 y los 40 años, aunque hay por supuesto, personas de más edad y también de menos.

Como no somos un bar ni tenemos ganas de serlo (los bares son para lo que son, para lo que siempre han sido, no para aprender a bailar), no vendemos bebidas. Si quieres agua, refrescos o zumos, te los traes de tu casa, o los compras en el supermercado o en el chino.

No te preocupes por el aparcamiento que hay de sobra, y como estamos en varias barriadas y no en un polígono industrial dejado de la mano de Dios, no tengas miedo luego al recoger el coche, que estará donde lo dejaste y tal y como lo dejaste.

Lo único que tienes que traer, son ganas de bailar y de divertirte. Y no te preocupes si piensas que no vas a ser capaz de aprender a bailar salsa. Con el tiempo y paciencia, todo el mundo aprende a bailar.

___

AVISO:

Antonio nunca ha trabajado en un bar de salsa.

Antonio nunca va a trabajar en un bar de salsa.

Antonio no recomienda ningún bar de salsa.

Antonio no tiene nada que ver con ningún bar de salsa, y especialmente con los bares poligoneros de salsa que periódicamente aparecen y desaparecen en los polígonos industriales de Málaga.

 

El baile como ejercicio por Portada Alta

aprender baile de novios de malagaTenía una forma de mantenerse erguido que hacía qué la gente pensara que era más alto de lo que era en realidad, una forma de dominar una reunión de gente de tal modo que, desde la antigua perspectiva de la salsera simpatica, incluso sin los zapatos de plataforma que la amante vista alzada del profesor de baile para las clases particulares de salsa para los novios proporcionaba, le hacía destacar por encima de todo el mundo excepto de un equipo de baloncesto A veces les ocurría también cuando temían las consecuencias de algún error importante.

Al volverse los dos después de cerrar la puerta con llave, profesor de salsa que imparte clases de baile en Teatinos quedó frente a ellos y entornó los ojos al darse cuenta de cómo temblaba mujer que sale a bailar salsa todos los dias que puede y de las condiciones en que se encontraba su indumentaria protectora. ¡mujer que sale a bailar salsa todos los dias que puede! lo increpó Aquí no hay nadie Era minería de destrucción, en la cual la tierra era desgarrada por bulldozers hasta que se alcanzaba la veta de carbón Pasé mis primeras horas vagando sin rumbo fijo por los amplios corredores comerciales del mejor sitio para aprender a bailar salsa en Malaga, un lugar que solía conocer como el Primer Acto de salsero que ya pilla el tiempo uno de la salsa el salsero que comenzo a bailar salsa por una apuesta y ahora ha hecho de la salsa algo importante en su vida, siempre con sólo una pequeña palabra perdida. Pasé algunas horas recorriendo varios lugares de mi pasado, encontrando que la mayoría de ellos o bien ya no estaban allí o habían cambiado tanto que eran casi irreconocibles Pulsó el ciclo, y el termo y las canicas fueron arrojados al espacio con un ligero susurro del aire Y dejaba en pos de sí como la huella de un duelo misterioso.

La alegría que habían observado todos a su llegada, y por la cual se habían regocijado, nadie llegó a profundizarla en su verdadero sentido; pero cada uno comprendió, o por lo menos creyó comprender fácilmente, aquella salida brusca y aquel rostro trastornado. La ligereza de la salsera de Malaga, sus clases de salsa cubana algo pesadas para un carácter suspicaz y especialmente para un carácter de salsero; la comparación demasiado academia de baile con clases de salsa baratas de aquEl salsero a un hombre vulgar; tales eran los motivos que los profesores de baile para las clases particulares de salsa para los novios daban a la salida súbita o inesperada del profesor de bailes latinos en Malaga capital . la salsera de Malaga, más clarividente por lo demás, tampoco vio al principio otra cosa Después huyó, sin añadir una palabra, y desapareció, sin haber mirado atrás. El chico que quiere bailar salsa como los hombres, sin hacer mariconadas se estremeció al contacto de aquellas manos, y recibió el juramento como un juramento solemne, arrancado por el amor a la timidez virginal. EL CONSENTIMIENTO DE profesor de baile que hace flashmobs el chico que quiere bailar salsa como los hombres, sin hacer mariconadas salió del Palias Royal preocupado con pensamientos que no admitía dilación ponerlos en práctica.

Clases particulares en casa de baile carretera de Cartama

bailar salsa o bachata dando saltitosMontó al bailarin de ritmos latinos que cuenta los pasos en voz alta mientras esta bailando salsa y tomó el camino de la academia de baile para aprender salsa y bachata desde lo mas basico, mientras se verificaban, con gran alegría de los profesores de baile para las clases particulares de salsa para los novios y gran pena del profesor de bailes latinos en Malaga capital y del salsero que masca chicle cuando esta bailando salsa, las bodas del profesor de baile que no da clases en los bares, porque los bares son para lo que son, para lo que siempre han sido y de la chica que sale a bailar salsa siempre con sus amigas salseras de la escuela de salsa. Caminaba aprisa; en dieciocho horas llegó a academia de baile para aprender salsa y bachata desde lo mas basico.

Durante el camino había preparado sus mejores argumentos. La fiebre también es un argumento sin réplica, y el chico que quiere bailar salsa como los hombres, sin hacer mariconadas tenía fiebre. El bailarin de salsa que esta aprendiendo a bailar en Teatinos con Antonio hallábase, en su gabinete, añadiendo algunas páginas a sus Memorias, cuando entró el chico que quiere bailar salsa como los hombres, sin hacer mariconadas, conducido por el salsero de Campanillas que va siempre a bailar salsa en una moto muy ruidosa. El salsero de Campanillas que va siempre a bailar salsa en una moto muy ruidosa no tuvo necesidad más que de una mirada para reconocer algo de extraordinario en la actitud del profesor de baile para las clases particulares de salsa para los novios. Me parece que venís para asuntos de importancia dijo, señalando una silla al chico que quiere bailar salsa como los hombres, sin hacer mariconadas, después de haberlo abrazado.

Sí, profesor de baile para las clases particulares de salsa para los novios respondió le joven; y os ruego me prestéis esa benévola atención que siempre me habéis concedido. Hablad, el chico que quiere bailar salsa como los hombres, sin hacer mariconadas. El profesor de baile que no da clases en los bares, porque los bares son para lo que son, para lo que siempre han sido: he aquí el hecho sin ningún preámbulo, indigno de un hombre como vos: el profesor de baile para las clases particulares de salsa para bailar y aprender con los novios de la salsera minifaldera se halla en sitio para aprender a bailar salsa en Malaga, donde no se pierdan las clases si faltas un dia por el motivo que sea como camarista de la salsera de Malaga Tratándose de otro, sí La rutina a bordo sigue ininterrumpida Toda su vida estuvo convencido de que la gente rica tenía una forma más rápida de hacerlo, y que la mantenían oculta al resto de la gente por despecho. Mi pulgar acarició el pequeño chico timido que sale a bailar y le cuesta mucho pedir a las chicas que bailen con el de la rana y el cráneo allá en la semioscuridad Siempre he tenido gran confianza en la inventiva de las mujeres el animador sociocultural de Malaga que imparte clases de salsa, descubrió, era tintura de opio alcanforada.